jump to navigation

Raíz H-, H-V, HaR y H-R January 26, 2017

Posted by hunlang in Raíces, Vocabulario.
Tags: , , , , , , , , , , ,
2 comments

Raíz H-, H-V, HaR

Si hablamos del tiempo y de la temperatura hay algunas palabras que pueden ser agrupadas. Se trata de la raíz H-. Sigo escribiendo las consonantes en mayúsculas.

Hi es una raíz abstracta para Hideg – frío
es una raíz abstracta para HűVös – fresco
significa nieve > HaVas es nevado, nevoso
significa calor > HeVes vehemente
Ha es una raíz abstracta para HaRmat – rocío

A hó hő hatására elolvad.
El calor hace la nieve derretirse.

Hűvös az idő, de nem hideg.
El tiempo está fresco, pero no está frío.

A heves vita közepette nem vették észre a virágról lehulló harmatot.
Discutiendo acaloradamente, no han notado el rocío que estaba cayendo desde la flor.

Raíz H-R para ‘decaer’

HeRvad – marchitarse;
A virágok elhervadnak. – Las flores se marchitan.

KoRhad – pudrirse;
A kidőlt fa elkorhad. – El árbol abatido se pudre.

SoRvad – atrofiarse;
A fogad elsorvad, ha nem húzzák ki. – Tu diente se atrofiará si no se lo saca.

La raíz M-G y más – Az M-G gyök és egyebek January 10, 2017

Posted by hunlang in Raíces, Vocabulario.
Tags: , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Las raíces húngaras pueden ser usadas como sigue:

-se mantienen las consonantes y las se matizan con las vocales: magyar-megyer
-se aplica la mutación de las consonantes: KöR (círculo) – GuRul (rodar)
-se usa la inversión de la raíz: MaG (semilla) – GaM (no tiene sentido hoy)

La primera solución puede tener el mismo significado o matizar el significado original. En caso de magyar-megyer es el mismo significado. Nuestros ancestros decían los dos.

La segunda solución puede deja entrever que una consonante puede convertirse en otras. Por ejemplo la M al fin de palabra se transforma a menudo en NG, ND, N para matizar el significado de la palabra. O en caso de kör-gurul las palabras expresan cosas parecidas, movimiento circular, y la K se transforma a menudo en la G.

Tenemos que hablar de la tercera solución en detalle porque la inversión de la raíz puede tener el mismo significado, matizar el significado o expresar el contrario de la raíz básica. Veamos el ejemplo: CsaVar (torcer) – FaCSar (retorcer). ¿Qué pasó con CsaVar? La raíz CS-V ha sido invertida y la V se ha transformado en F, que también es frecuente. De esta manera estos verbos expresan el mismo movimiento, sólo en sentido contrario. Csavar quiere decir torcer, facsar significa estrujar, retorcer (ropa). Csavar es movimiento hacia dentro, facsar es movimiento hacia fuera.

Otro ejemplo puede ser megy (ir) – jön (venir). ¿Podría alguien constatar que estos verbos son inversiones? Funciona así: megy <> gyem > gyün > jön.

Entonces, ¿qué hacemos con MaG<>GaM? Expresan la misma cosa: algo esférico con una semilla en eso o tiene la forma de una semilla.

Las consonantes y las vocales pueden transformarse para matizar el significado. La raíz GaM no tiene sentido hoy pero sus derivados sí. Continuaré a escribir en mayúsculas las consonantes que contienen el significado, así se ve la raíz mucho mejor.

MaG – semilla

Derivados de MaG son:

MáK – adormidera
MaKK – bellota
MaGYar – húngaro
MaGYal – acebo
MaGzat – embrión
MáGlya – hoguera
MaGas – alto
y posiblemente NaGY – grande
MeGGY – guindo
MeGYe – condado (su sentido original es tierra, suelo. Los pueblos antiguos eran circular, tal vez esa es la razón para el sentido de hoy)

La inversión de MaG es GaM. Mira las palabras derivadas de esa:

GuMó = GüMő – tubérculo
GoMB – botón
GoMBa – seta
GoMBóc = GöMBőc – albóndiga de pasta o algo esférico
GöMB – esfera
GoMBolyag – ovillo
GoMolyog – arremolinarse
GuBó – capullo
GőG – altivez (su sentido original es algo vacío, esférico, inflable)
GöNGYöleg – embalaje
GYöNGY – perla
GYüMölcs – fruta

Otros ejemplos de nuestros ancestros cumanos. A los cumanos les gustaba cambiar las consonantes húngaras como sigue: G, GY > D, ND, NG, NT, MD, K y D > T.

ágas > ákas = la palabra de hoy es eke – arado

Tuvimos una palabra como KiJó. Hoy en día decimos KiGYó (serpiente). La inversión de KíGY es GYíK (lagarto). Dos animales que pertenecen al mismo tipo, realmente. Con la mutación consonántica GYíK se convertió en CsíK (raya, línea). Los serpientes y los lagartos parecen rayas desde lejos.

Otros ejemplos no serían visibles si no sabiéramos sus origines. Tales raíces son: ék, kő, üt, tű. Kő (piedra) es la inversión de éK (cuña). Evidentemente una piedra afilada nos recuerda una cuña con la que se puede golpear algo y unas mutaciones consonánticas y vocálicas hacen posible que creamos el verbo üT (golpear). La inversión de üT es Tű (aguja). Y la aguja todavía tiene el aspecto de una cuña pequeña. De la raíz éK, se puede derivar eKe (arado).

Otro fenómeno es cuando una H preceda la raíz original. Una tal raíz es aL (bajo). Ponendo una H delante de aL, podemos convertirla en HaL (pez). Dónde viven los peces? Bajo el agua.

A Hal aLul van. – El pez está abajo.

Dado que nuestros ancestros pensaban de manera poética era posible que pusieran en paralelo el pez con la muerte.

HaL (pez-sustantivo) – megHaL (morir-verbo) – HaLLgat (callar, escuchar)

Si alguien muere en mar abierto, decimos ‘Az az ember a tengerbe HALT.’ Y ¿qué hace alguien que morió? Calla como un pez. Así: aL (bajo) – HaL (pez) – HaLott (muerto) – HaLLgat (callar). Hallgat también quiere decir escuchar. Si alguien nos eschucha mientras que hablemos, está callado.