jump to navigation

¿Qué tipo de idioma es el húngaro? April 12, 2011

Posted by hunlang in El húngaro.
trackback

DIFERENCIAS POSITIVAS:
La pronunciación de las palabras húngaras es fonética. Si se aprende cómo decir una letra, la se dice igualmente en cualquiera parte de cualquiera palabra.
No hay discriminación de los géneros. Los sustantivos no son ni masculinos, ni femeninos, así los artículos definidos e indefinidos no pueden ser declinados. No se alteran nunca.
No hay voz pasiva. La voz pasiva se condenó al exilio hace unas décadas. Hoy día las oraciones que son pasivas en español se dice con oraciones activas en las que el verbo es en la tercera persona del plural.
Hay un solo tiempo presente y pasado y el futuro es perifraseado. Tal futuro lo conoce el español también: Voy a dormir. – Aludni fogok.
Como en español los pronombres personales se utiliza sólo para poner de relieve la persona. Los verbos son dotados de sufijos en todos los números, personas, modos y tiempos, así se sabe de cual persona trata.
La doble negación es obligatoria en húngaro.

DIFERENCIAS NEGATIVAS:
No existe el vocabulario utilizado por las lenguas indoeuropeas. Las palabras húngaras son diferentes de todo lo que un hombre español conoce. Así puede exigir más tiempo el aprendizaje del húngaro.
No tenemos preposiciones. El húngaro es idioma aglutinante que pertenece a la rama fino-ugria de las lenguas urálicas. Así se usan sólo sufijos, desinencias y posposiciones para expresar relaciones gramaticales.
No existe la posesión con ”tener”. El húngaro expresa tal posesión con una construcción diferente, es decir con el verbo ”lenni=ser”, con los pronombres dativos, con el artículo indefinido y con las desinencias posesivas. El español dice: Tengo una casa. El húngaro dice aproximadamente: Hay una casa para mí / a mi disposición.
Tenemos la armonía vocálica. Las vocales en las palabras húngaras pueden ser divididas en vocales anteriores y posteriores según dónde se halla tu lengua en la boca. Palabras anteriores necesitan sufijos anteriores. Palabras posteriores necesitan sufijos posteriores. Por eso un sufijo o una desinencia puede tener dos o tres versiones. Ese fenómeno se puede comparar a la concordancia de los adjetivos con los sustantivos en español.
Hay dos tipos de conjugación. Los verbos van conjugados con un sistema definido y con un sistema indefinido, lo que puede parecer incomprensible y desprovisto de sentido a primera vista, pero no lo es.
El húngaro saca gran provecho de los casos gramaticales. En total no hay más de 20 casos (quizá 21)🙂, pero no es necesario saber el nombre de cada uno. Por ejemplo: Ceuzával írok. – Escribo con un lápiz. El hecho que los sufijos -val, -vel expresan el caso instrumental es secundario. Hay que saber solamente que los sufijos -VAL, -VEL son equivalentes de la preposición CON.

OTRO FENÓMENO AL CUAL HAY QUE ACOSTUMBRARSE:
El húngaro es un idioma singular. Por esa razón:

¡PIENSA SINGULAR!

Eso es decididamente válido para las partes del cuerpo, para cosas pares que el español dice en el plural (ropas, herramientas…) y para cantidades especificadas con números (dos perros, tres casas…). Algunos ejemplos:

Él es sordo de un oído.
> El húngaro dice: Él es sordo de su oído medio. = Fél fülére süket.

Tienes ojos bellos.
> El húngaro dice: Tienes ojo bello. = Szép szemed van.

De ello se deduce que el húngaro considera cosas pares como una sola unidad.

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: